jornada aefa ibercaja

Las empresas familiares se forman en el coaching de equipos para aumentar el rendimiento de sus organizaciones

AEFA e IberCaja han organizado una jornada sobre liderazgo en la que se ha analizado las dificultades que surgen en la gestión de equipos y cómo pueden ser superadas

La creación de equipos motivados dentro de las empresas familiares se ha convertido en un factor fundamental a la hora de atraer y retener el talento. Para gestionar equipos de manera adecuada es necesario saber cómo liderarlos y motivarlos con el fin de mejorar el rendimiento de las organizaciones. Sobre esta cuestión, y la metodología del coaching de equipos, ha girado la jornada que han organizado la Asociación de la Empresa Familiar de la provincia de Alicante (AEFA) e IberCaja, que ha tenido lugar en el Centro de Negocios de IberCaja en Alicante.

Para la presidenta de AEFA, Maite Antón, “las personas son los grandes artífices del éxito de nuestras organizaciones, pero también el activo más complejo de gestionar”. Por ello, Antón ha subrayado que “es importante contar con buenos líderes que aúnen capacidades estratégicas y habilidades humanistas, que sepan hacer entender las líneas de trabajo e hitos empresariales que la compañía busca alcanzar y se rodeen del mejor equipo para trasladar los valores a la organización”.

Por su parte, el responsable de Empresas del Arco Mediterráneo de Ibercaja, Carles Gil, ha señalado  “la necesidad de valorar el liderazgo que transmiten los directivos y empresarios a la sociedad y a todo el tejido empresarial, sobre todo en un entorno tan competitivo”. Por ello ha señalado que “liderar las organizaciones y conseguir el mismo nivel de compromiso en toda la organización es otro de vuestros puntos fuertes como empresarios y directivos, por eso todas estas características se hacen más necesarias que nunca en el entorno actual, en el que la empresa necesita ser competitiva para mantenerse en el mercado, para crecer, innovar y diferenciarse.”

El motor de las organizaciones son las personas. Con esta afirmación ha iniciado su ponencia el director de CMI Gestión y experto en dirección estratégica, Francisco Páez, quien ha incidido en la necesidad de reconocer la labor de los empleados para poder construir equipos. En este proceso para establecer equipos, Páez ha apuntado que “la confianza es la base de todas las relaciones, es un valor esencial. Si no hay confianza, el resto no funciona”.

Además, Páez ha añadido que cuando hay confianza en el equipo las cosas “ocurren a más velocidad” y esto deriva en “un menor coste” para la empresa. En torno al valor de la confianza, este experto ha descrito los tres pilares principales que la mantienen, entre las que se encuentran la sinceridad, la competencia y la credibilidad. Como recomendación, ha insistido en la importancia de identificar si se ha perdido uno de esos pilares para reconstruirlo.

Por otro lado, se ha hablado de la conexión de la confianza con la cultura de la organización. En este sentido, se ha explicado que “la cultura es el sistema inmunológico de la organización”, por eso es importante que el equipo sienta la cultura de la empresa y conozca sus valores, tal y como ha indicado Páez.

La creación de equipos es un proceso complejo, en el que surgen diversas dificultades. Según ha enumerado este experto las cinco principales disfunciones de una empresa son la falta de confianza, el miedo al conflicto, la falta de compromiso, evitar las responsabilidades y la falta de atención a los resultados.                                

     

Alicante, 17 de noviembre de 2022